El topónimo de Piña parece provenir del sustantivo latino “pinna” cuyo significado de almena de muralla y parece nada de “piña” el fruto del pino como lamentablemente figura en su escudo municipal. Como “pinna” ya era citado en 1345 en la estadística más antigua de la diócesis de Palencia, teniéndose enfrente que este pueblo tuvo un castillo almenado y coronado de ocho torres redondas (Madoz).

 A lo largo de la Edad Media, Piña sería señorío de los Reinoso, que a su vez eran también señores de Autillo de Campos, para pasar a continuación a serlo por venta a los Manrique, Juan Manrique, primos marqués de Aguilar. Fue más adelante piña lugar solariego de diversas familias prestigiosas, de ahí que aún e puedan contemplar algunas de las adornos nobles en su casco urbano, conservándose en una las armas y los bastones de los marqueses de Aguilar, en la vieja calle del General Franco por estar amurallada la villa, guarda aún como recuerdo una puerta con arco apuntado del siglo XVI.

Piña disponía a finales del siglo XVI de cerca de 1600 habitantes, en 1900 tenia 1366; en 1930, 857; en 1960, 778, y en 2005 tan solo 272.